Teatro Zebra

Gran Final del Premio Ovación

 

Teatro Zebra se fundó en mayo de 2014 en Antiguo Cuscatlán, El Salvador, cuando un proceso de casting, convocado por el dramaturgo y productor Jorge Ávalos, culminó con la elección de tres actrices que conformarían el elenco de una de sus obras, La canción de nuestros días. Un trabajo de formación y entrenamiento actoral, y un proceso de puesta en escena llevó a la consolidación del elenco, piedra angular de una nueva compañía de teatro.

Una “zebra” (nombre original de la cebra) es en realidad un burro con rayas. Esas rayas le confieren a la cebra una identidad única en el reino animal, y los hacen admirables, bellos y fascinantes al mundo. Nosotras le llamamos Zebra al grupo porque creemos que, como artistas, es nuestro deber aportar belleza e identidad a nuestra sociedad. Como artistas le ponemos las rayas al burro.

En octubre de 2014, Teatro Zebra fue galardonado con el Premio Ovación de Teatro.

El proceso

Cada obra de Teatro Zebra hace tres cosas: asume un tema relevante, cuenta una historia que nos atañe y aborda ambas cosas, el tema y la historia, de tal manera que despierte y mantenga nuestro interés por crear y escenificar las parábolas más apasionantes y mágicas que podemos ofrecer al público.

Este proceso creativo sigue un ciclo de desarrollo que parte de la concepción y continúa por la investigación temática, el desarrollo de un lenguaje dramatúrgico, la escritura, la conformación de un elenco, la reescritura a partir de los ensayos, el desarrollo de un lenguaje escénico y la creación final de un producto integral que unifica la verdad dramatúrgica con la verdad escénica. Cada ensayo es también parte de un proceso de formación e investigación actoral continua.

El talento

Provenientes de escuelas de teatro para jóvenes talentos, creadas durante los últimos diez años, Maricela Lilibeth Rivas, Larissa Maltez y Emy Stephany Mena conforman el elenco base.

El equipo profesional que respalda al Teatro Zebra en la producción incluye dos nombres reconocidos del teatro salvadoreño: el dramaturgo, productor y director Jorge Ávalos; y la actriz, dramaturga y maestra Alejandra Nolasco. Los dos han recibido el mayor galardón de teatro en El Salvador, el Premio Ovación, otorgado por la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma.

En octubre de 2014, Teatro Zebra fue galardonado con el Premio Ovación de Teatro (dossier de prensa).

Lilibeth Rivas

Lilibeth Rivas

Licenciada en Mercadeo por la Universidad Tecnológica de El Salvador, Maricela Lilibeth Rivas inició su formación como actriz en el 2007 cuando se inscribió en el Diplomado en Teatro de la Compañía Municipal de Teatro Roque Dalton, impartido por los maestros Miguel Ángel Díaz, Alejandro Lemus y Jaime Calderón. En enero de 2012 se integró al taller de formación actoral de la compañía Acento Escénica, dirigido por Enrique Valencia.

Además de practicar el acroporte (acrobacia de piso), Lilibeth ha tomado talleres en actuación con Álvaro Sánchez de España, en teatro de objetos con Omar Renderos, y en danza con Didine Ángel y Mariemm Pleitez. En su etapa formativa actuó en dos obras dirigidas por Alejandro Lemus para la Compañía Municipal de Teatro Roque Dalton: El país de los sinceros, 2008; y En cualquier otro lugar menos este, 2009. En octubre de 2014 tuvo un rol importante, “Maricela”, en la obra El resplandor del anónimo, escrita y dirigida por Enrique Valencia, y estrenada en el Teatro Luis Poma.

A partir del 2015 interpreta el rol protagónico “Vitelia” en La canción de nuestros días del dramaturgo salvadoreño Jorge Ávalos.

Larissa MaltezLarissa Maltez

Larissa Maltez se graduó en 2014 del Diplomado en Actuación de la Escuela de Teatro del Centro Nacional de Artes (CENAR). Estudiante de quinto año de la Licenciatura en Sociología de la Universidad de El Salvador, fue elegida, de entre los estudiantes de la carrera para representar al país en el Congreso Centroamericano de Sociología en Panamá, donde presentó la ponencia “El arte como medio de  desarrollo social”.

Activa en proyectos de teatro comunitario, ha trabajado con el grupo de teatro Sinergía y ha participado en Vive la Cultura 2013 con el espectáculo de clown Circunstancias y con una presentación de danza Garífuna. También trabajó en la campaña de prevención de violencia “Entre vos y yo una vida diferente” con Asociación Escénica.

En 2014, en el Teatro Nacional, interpretó el papel principal, “Beatriz”, en un montaje de Las manos de Dios del dramaturgo guatemalteco Carlos Solórzano, bajo la dirección de Francisco Cabrera; en esta obra también interpretó a “La Prostituta”.

A partir del 2015 interpreta a “Lucía” en La canción de nuestros días del dramaturgo salvadoreño Jorge Ávalos.

Emy StephanyEmy Stephany

Estudiante en el programa Técnico en Artes Dramáticas de la Universidad José Matías Delgado, Emy Stephany Mena inició su formación en teatros estudiantiles con el maestro Miguel Ángel Díaz, y demostró su talento al asumir roles principales en las obras clásicas en las que participó: “Adolfina Hernández” en Un día en la vida; “María Quinta” en La balada de Anastasio Aquino; la “Novia” en Bodas de Sangre; e “Isabel” en Los árboles mueren de pie.

En 2008 participó en el espectáculo de mimo Homenaje a Marcel Marceau dirigido por Dimas Castellón, un alumno de Marceau, con quien trabajó en todas las rutinas. En el cortometraje Cacatúa, una producción de la Universidad Don Bosco, interpretó al personaje “Melissa”.

En el 2014 participó en el taller de teatro para jóvenes “Pescando palabras para decirlo”, impartido por la actriz Alejandra Nolasco.

A partir del 2015 interpreta a “Elena” en La canción de nuestros días del dramaturgo salvadoreño Jorge Ávalos.


 FOTOGRAFÍAS
“Premio Ovación 2014” por René Figueroa, por cortesía del Teatro Luis Poma.
Retratos del elenco 2015 por Jorge Ávalos, por cortesía de la Fundación Zebra.