TEATRO ZEBRA gana “Premio Ovación 2014” (dossier de prensa)

Las tres jóvenes actrices de Teatro Zebra ganaron este 11 de noviembre de 2014 el más importante reconocimiento anual de teatro en El Salvador, el Premio Ovación.

La Zebra

Lilibeth Rivas, Larissa Maltez y Emy Stephany de Teatro Zebra se hicieron merecedoras de la sexta edición del Premio Ovación con un proyecto de “teatro itinerante”, tal y como lo reveló el presidente de la Fundación Poma, Ricardo Poma, el pasado 11 de noviembre de 2014 durante la ceremonia de entrega.

“Estamos convencidos de que la cultura es un factor de suma importancia para lograr el progreso social. Con ella se genera inclusión, cohesión y armonía”, manifestó Poma, en sus palabras previas a la entrega de la presea en el escenario del Teatro Poma.

El jurado, que eligió por unanimidad el proyecto del Teatro Zebra de entre 18 propuestas, estuvo conformado por la diputada Lorena Peña, también directora de la Secretaría de Cultura del FMLN, por el periodista y columnista de El Faro, Élmer Menjívar, por la directora de la Fundación Accesarte, Claudia Cristiani, y por Ramón Candel, en representación de la Fundación Poma.

En su proyecto, las actrices proponen, por un lado, hacer una gira al interior del país, con el fin de fomentar, por medio del teatro, reflexión en los jóvenes en el tema de la violencia. Pero esto implicará, también, escuchar de ellos cuáles son sus aspiraciones para la vida y cuáles son los obstáculos que creen que deben superar para romper el ciclo de la violencia y lograr sus metas.

Por otro lado, Teatro Zebra propone documentar ese proceso con una hoja de ruta desplegada a través de un sitio en Internet que difundirá la voz de los jóvenes y sus respuestas al teatro como experiencia. Al final, el proyecto habrá creado un modelo funcional y realista para hacer accesible el teatro a la juventud, pero sin escatimar los valores estéticos de la obra original.

“Los esfuerzos que el sector teatro inició hace una década para formar un nuevo tipo de talento emprendedor en las artes escénicas, está cosechando bellos frutos de compromiso y pasión”, afirmó Jorge Ávalos, quien donó al grupo los derechos de la obra que presentarán durante su gira por el país, La canción de nuestros días.

Una de las actrices, Lilibeth, es una licenciada en Mercadología, otra, Larissa, es estudiante en la carrera de Sociología y la tercera, Emy Stephany, es estudiante del técnico en Artes Dramáticas de la Universidad José Matías Delgado. Las tres trabajan juntas desde la fundación de Zebra en mayo del 2014, pero han participado en diversos proyectos de teatro desde la adolescencia, gracias, en parte, a la creación de programas para jóvenes talentos.

Para más información sobre la compañía puedes ver la página Teatro Zebra. A continuación reunimos una carpeta con notas de prensa sobre la entrega del Premio Ovación 2014.

Roberto Salomón, Michelle Poma, Ricardo Poma, Claudia Cristiani y Naara Salomón en el Teatro Poma.
Roberto Salomón, Michelle Poma, Ricardo Poma, Claudia Cristiani y Naara Salomón en el Teatro Poma.

Dossier de prensa del
Premio Ovación 2014

El Faro

Comunidades de Morazán, Usulután, Cuscatlán y La Libertad las ganadoras del Premio Ovación 2014

La posibilidad de llevar el teatro profesional a comunidades que no están en contacto con esta disciplina y crear un registro digital que deje constancia de esta experiencia le valió la Ovación de un jurado multidisciplinario a la compañía Zebra, un trío de actrices que por medio de su trabajo en las tablas quieren hacer posible un encuentro productivo entre el arte y los jóvenes de El Salvador.

Por María Luz Nóchez
Publicado el 13 de noviembre de 2014 en elfaro.net

Tres novísimos talentos fueron premiados este martes con el Premio Ovación que entregan la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma. Tres jóvenes actrices, Lilibeth Rivas, Larissa Maltez y Emy Mena, se hicieron con la subvención de 5 mil dólares por el proyecto que llevará el teatro profesional a cinco comunidades en el interior del país.

Por sexto año consecutivo se entregó este premio que dice retar la inventiva, la originalidad y el profesionalismo de los artistas. Este año el jurado multidisciplinario decidió otorgárselo a las tres jóvenes actrices que se han propuesto abrir nuevas rutas para el teatro fuera de San Salvador con la puesta en escena de La canción de nuestros tiempos, una obra del dramaturgo salvadoreño Jorge Ávalos. El proyecto también incluye la propuesta de documentar por medio de una página web las experiencias y la respuesta de la audiencia durante la gira, que tiene como destinos comunidades en los departamentos de Morazán, Usulután, La Libertad y Cuscatlán. En San Salvador tendrá la oportunidad de ser elegida para la temporada anual del Teatro Luis Poma. “Estas son las oportunidades que se aprovechan, y qué bueno que existen estos proyectos porque es la forma en la que vamos a salir adelante con el teatro”, dijo Mena al recibir la presea del Ovación y la ovación del público. Aún sorprendida por el anuncio, Rivas agregó: “Nos sentimos muy agradecidas de que se le esté dando este importante apoyo a tres mujeres jóvenes para desarrollar un proyecto de teatro”.

Roberto Salomón, director del Teatro Poma.
Roberto Salomón, director del Teatro Poma.

Las ganadoras llegaron hasta la obra por un llamado de casting y fue durante el proceso de montaje que junto a todos los involucrados en el proyecto decidieron aprovechar la oportunidad de postularlo para el premio Ovación para financiarlo. Grupo Zebra, como se ha bautizado este trío de actrices, tiene como padrinos a Ávalos, a la actriz Alejandra Nolasco y la artista plástica Catalina del Cid, también ganadores de este premio en 2009, 2011 y 2012, respectivamente. El dramaturgo les ha cedido los derechos de la pieza teatral por dos años, fungió como asesor para la redacción del documento que se presentó a concurso y es el productor del proyecto, Nolasco está a cargo de la dirección actoral y Del Cid está a cargo del diseño de la escenografía.

“Nos sentimos muy agradecidas de que se le esté dando este importante apoyo a tres mujeres jóvenes para desarrollar un proyecto de teatro”.
Lilibeth Rivas

El director artístico del Poma, Roberto Salomón, ha enfatizado en que el fin último de este premio es el impacto a largo plazo que genera en la carrera de los ganadores y no necesariamente en la representación en escena que se hace posterior a la entrega del galardón. La experiencia con los que en las ediciones anteriores han recibido esta subvención lo ha convencido de esto: “En Eunice Payés la fusión entre teatro y danza no se dio, pero ella creció a raíz de ese espectáculo e hizo uno de los mejores trabajos que he visto en los últimos 10 años: Anafilaxis. El espectáculo de Alejandra Nolasco no fue la gran cosa, pero ahora está ganando premios de literatura infantil con la obra que escribió, gracias al premio. Para mí todo esto es la prueba de que el Premio Ovación sirve para más tarde en el desarrollo de la vida del artista”, dijo en octubre pasado a El Faro en una entrevista a propósito de haber sido anunciado como el Premio Nacional de Cultura 2014.

Palabras de aceptación de Lilibeth Rivas (al micrófono) y Emy Stephany de Teatro Zebra.
Palabras de aceptación de Lilibeth Rivas (al micrófono) y Emy Stephany de Teatro Zebra.

Las actrices beneficiadas este 2014, de entre 18 y 26 años, tienen en común su paso por la escuela de teatro para jóvenes talento de la Universidad de El Salvador y la formación teatral con el maestro Miguel Ángel Díaz. Lilibeth Rivas trabajó con la Compañía Municipal de Teatro Roque Dalton y en octubre pasado con Acento Escénica; Larissa Maltez lo ha hecho con el Centro Nacional de Artes; y Emy Mena con Dimas Calderón en un homenaje al mimo francés Marcel Marceau y en el cortometraje Cacatúa producido por la Universidad Don Bosco.

La edición de este año del Ovación fichó como jurado calificador a la diputada y secretaria de cultura del FMLN, Lorena Peña, a la académica y directora ejecutiva de la Fundación Accesarte, Claudia Cristiani, quienes se unieron a dos jurados que han estado en la mayoría de las ediciones anteriores, Ramón Candel, representante del Grupo Poma, y Élmer Menjívar, editor de cultura y crítico de cine y teatro en El Faro. El jurado tuvo que escoger de entre 18 propuestas la que demostrara contar con los requisitos para invertir los 5 mil dólares más creativa y eficientemente.

Salomón reiteró a quienes presentaron proyectos de puestas en escena y que no resultaron ganadores que tienen la posibilidad de proponerla a selección de la temporada 2015.

“Vi mucho potencial en ellas —las actrices de Teatro ZëBra—, era la mejor presentación de todas y está bien pensado lo que están haciendo”.
Claudia Cristiani

Para Cristiani, la experiencia fue interesante y retadora. Con las bases del premio como único marco de referencia entregado por los organizadores, diseñó su propio sistema de evaluación, en donde colocó como elementos básicos para calificar las propuestas la viabilidad del proyecto, el potencial de desarrollo profesional de los solicitantes, la calidad de la presentación, el carácter innovador de la propuesta y el interés particular que pudiera tener en ellas.

De las ganadoras, Cristiani destaca la búsqueda de asesoría en personas con más experiencia como parte de la seriedad con que se está tomando la posibilidad de ganar el Ovación: “me pareció interesante porque vi mucho potencial en ellas, era la mejor presentación de todas y está bien pensado lo que están haciendo. Creo que es importante buscar apoyo de varias personas con más experiencia, porque si tú entrás creyendo que lo vas a poder hacer todo solo no es bueno”.

La evaluación de Cristiani, sin embargo, no fue exclusiva para las propuestas. Agrega que el proceso debe ser más transparente para con los postulantes respecto a los criterios que se van a evaluar, y que debe ser mejor coordinada entre los jurados y sentarse a deliberar el porqué de la selección de cada uno: “no por tratarse de un premio otorgado por una entidad no gubernamental se debe dejar a un lado la importancia de la rendición de cuentas hacia los solicitantes en cuanto a cómo y bajo qué parámetros de valoración se hace la selección del ganador”.

La soprano Gracia González interpreta una canción durante la ceremonia del Premio Ovación.
La soprano Gracia González interpreta una canción durante la ceremonia del Premio Ovación.

La ceremonia de este año puso sobre las tablas del Poma a los cantantes de ópera Gracia González y José Guerrero, quienes inauguraron la noche con Con Te Partirò, de los compositores italianos Francesco Sartori y Lucio Quarantotto. También se hicieron presentes en escena Tamborina, el proyecto de Ricardo Barahona y Lorena Juárez ganador del Ovación en 2013 y que actualmente está en cartelera, y el espectáculo circense de danza contemporánea de la compañía Circus. Para cerrar la parte artística y dar paso al anuncio del proyecto ganador, González y Guerrero se tomaron de nuevo el escenario y en una sala con iluminación más íntima entonaron The Prayer, de David Foster, Carole Bayer Sager, Alberto Testa y Tony Renis.

Por el momento, Ovación es el único premio en este rubro artístico y tiene como principal objetivo fomentar el desarrollo y la proyección de las artes escénicas a través de un incentivo que favorece su producción. Este año su fundador y promotor, Roberto Salomón, ganó el Premio Nacional de Cultura que está dotado con la misma cantidad de dinero, 5 mil dólares, menos el 20% de impuestos. Ante la comparación, Salomón responde con diplomacia: “Lo nuestro es un financiamiento de un proyecto. En lo personal, el Premio Nacional de Cultura (lo que da) es el prestigio.” Y al hacerle ver que el boleto de avión en primera clase para un viaje de un diputado a veces cuesta más de 5 mil dólares, responde con un guiño, “siempre he dicho que la sociedad nos hace pagar muy caro el hecho de tener el mejor empleo del mundo”.

Gran Final de la entrega del Permio Ovación 2014 en el Teatro Poma.
Gran Final de la entrega del Permio Ovación 2014 en el Teatro Poma.

La Prensa Gráfica

Sexta Ovación tiene rayas de Zebra

Por sexto año consecutivo, la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma entregaron el premio Ovación. El proyecto seleccionado por el jurado de este año fue el de las jóvenes integrantes de Teatro Zebra.

Por Oscar González
Publicado el 13 de noviembre de 2014 en La Prensa Gráfica

El martes por la noche, Teatro Zebra se agenció el premio Ovación 2014, otorgado por la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma por sexto año consecutivo.

Zebra está conformado por Maricela Lilibeth Rivas, Larissa Maltez y Emy Stephany Mena, quienes provienen de escuelas de teatro para jóvenes talentos. Su grupo lleva el nombre de Zebra porque creen que las rayas le confieren una belleza singular a la cebra, un animal que, de otra manera, pasaría desapercibido.

“Estoy sorprendida y alegre porque existen personas que están dando el apoyo a jóvenes para poder llevar a cabo su propuesta”, expresó Rivas, luego de recibir una presea creada por Fany Salinas de manos del presidente del Grupo Poma, Ricardo Poma.

“Con el premio Ovación deseamos reconocer el talento, la imaginación, la pasión y el esfuerzo de salvadoreños que por medio del arte generan cambios positivos en nuestra sociedad”, dijo Poma antes de hacer público el anuncio de las ganadoras.

Este año se recibieron un total de 18 propuestas como candidatas al premio, que, según explicó el director artístico del Teatro Poma, Roberto Salomón, no solo proporciona los medios de producción para el desarrollo y la realización de nuevos trabajos, sino que ha permitido consolidar las carreras de sus ganadores.

“Con el premio Ovación deseamos reconocer el talento, la imaginación, la pasión y el esfuerzo de salvadoreños que por medio del arte generan cambios positivos en nuestra sociedad”.
Ricardo Poma

La propuesta de Zebra asume el reto de abrir nuevas rutas para el teatro fuera de la capital. Según explicaron Rivas y Mena, su proyecto se trata de una gira por diferentes lugares del país para presentar La canción de nuestros días, escrita por Jorge Ávalos, quien fue el primer ganador del premio Ovación en 2009.

Esta obra, explicaron, representa la violencia vivida en El Salvador antes de la guerra. En principio, dijeron, se propuso un total de 25 presentaciones. Entre los sitios en los que realizarán funciones se encuentra Morazán. Además, buscan crear un modelo funcional de un circuito de giras teatrales en el interior del país.

Jorge Ávalos, Emy Stephany, Lilibeth Rivas y Alejandra Nolasco durante la entrega del Premio Ovación 2014.
Jorge Ávalos, Emy Stephany, Lilibeth Rivas y Alejandra Nolasco durante la entrega del Premio Ovación 2014.

El Diario de Hoy

Entregan Premio Ovación 2014 al proyecto Zebra

El grupo está conformado por Maricela Lilibeth Rivas, Wendy Morales y Emy Stephany Mena.

Por Stanley Luna
Publicado el 11 de noviembre de 2014 en El Diario de Hoy

Por sexto año consecutivo, la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma entregaron el premio Ovación. Este año el reconocimiento recayó en el proyecto Zebra, el cual propone un teatro itinerante. Este busca llegar a diferentes rincones del país que no han disfrutado de una obra teatral.

“La propuesta es una gira por el país con el montaje de una obra de Jorge Ávalos que se llama La canción de nuestros días; el proyecto pretende estar en el teatro Poma y luego llevarlo a diferentes lugares que se han enfrentado a la violencia”, aseguró Lilibeth Rivas, integrante del grupo ganador, conformado por Emy Stephany Mena y Wendy Morales.

“Voy viendo cómo la vida va abriendo un montón de oportunidades. Realmente hay apoyo de varia gente. Me siento supercontenta y a la vez siento un compromiso”, agregó Mena.

“La propuesta es una gira por el país con el montaje de una obra de Jorge Ávalos que se llama La canción de nuestros días; el proyecto pretende estar en el teatro Poma y luego llevarlo a diferentes lugares que se han enfrentado a la violencia”
Lilibeth Rivas

Por su parte, el presidente de Grupo Poma, Ricardo Poma, aseguró que la fundación está convencida de que la cultura contribuye al desarrollo del país, por ello este premio se entrega año con año.

Para el director del teatro Luis Poma, Roberto Salomón, la importancia del premio es lo que sucede después con los artistas que han ganado.

Ovación apuesta por el desarrollo artístico de El Salvador: 18 propuestas estuvieron en competencia y se contó con un amplio jurado para escoger al ganador.

El premio está dotado de $5 mil dólares, que no son entregados en efectivo, pues el proyecto ganador es desarrollado, cubriendo con este dinero los gastos de producción de la obra o difusión de la misma. o de cursos de capacitación (por ejemplo: gastos de viajes, viáticos).

Premio Ovación

Diario CoLatino

Premio Ovación se vistió de Zebra

Un grupo conformado por tres actrices jóvenes ganó por unanimidad el premio otorgado por la Fundación Poma y el Teatro Luis Poma con un proyecto de teatro itinerante.

Por Maite Portillo
Publicado el 15 de noviembre de 2014 en Diario CoLatino

Por sexto año consecutivo, el Premio Ovación fue entregado el pasado martes 11 de noviembre en el Teatro Luis Poma, donde la compañía Zebra, conformada por las jóvenes actrices Lilibeth Rivas, Larissa Maltez y Emy Mena, fueron las ganadoras del preciado galardón de este año.

El proyecto ganador incluye la puesta en escena de La canción de nuestros días, una obra del dramaturgo salvadoreño Jorge Ávalos, y documentar por medio de una página web todas las vivencias que pueda experimentar el grupo durante su gira, que tendrá como destinos varias comunidades en los departamentos de Morazán, Usulután, La Libertad y Cuscatlán.

También en San Salvador la obra tendrá la oportunidad de ser presentada para la temporada anual del Teatro Luis Poma 2015.

El premio “Ovación”, que entrega 5 mil dólares al ganador, es una creación de la Fundación Poma y del Teatro Luis Poma, que busca apoyar a aquellos proyectos artísticos (danza, teatro, musicales, entre otros) en la realización, promoción o difusión de sus obras.

El jurado calificador estuvo conformado por: la diputada y secretaria de Cultura del FMLN, Lorena Peña; la académica y directora ejecutiva de la Fundación Accesarte, Claudia Cristiani; el representante del Grupo Poma, Ramón Candel; y el editor de cultura y crítico de cine y teatro en El Faro, Élmer Menjívar.

Durante el evento, los cantantes de ópera Gracia González y José Guerrero inauguraron la noche con Con Te Partirò, de los compositores italianos Francesco Sartori y Lucio Quarantotto. También participaron con una pequeña muestra los actores de Tamborina, el proyecto de Ricardo Barahona y Lorena Juárez ganador del Ovación en 2013 y el espectáculo circense de danza contemporánea de la compañía Circus.

Premio Ovación