Gracia González: “Joseph Karl Doetsch, héroe por el arte” (crónica)

Un cariñoso retrato del fundador y director de Ópera de El Salvador, maestro de generaciones de músicos y cantantes del repertorio clásico.

Gracia Conzález
La Zebra | #3 | Marzo 1, 2016

Al cruzar las puertas de la Ópera de El Salvador (OPES) nos podemos encontrar con una escena bastante similar a la que describo a continuación. En el salón, frente a un atril, un estudiante está cantando y poniendo mucha atención a las indicaciones que se le dan sobre la pieza. Frente a él, dos personajes. En una silla, una mujer de semblante dulce, muy vivaz, dando indicaciones y casi respirando junto al cantante. A su lado, detrás del piano, un hombre de voz profunda, lleno de mucha energía, haciendo correcciones y gestos mientras dirige y acompaña magistralmente en el piano al alumno. Estas dos figuras son el alma de OPES y mis maestros: Gladys de Moctezuma y Joseph Karl Doetsch.

Hace cuatro años, se reconoció a la maestra Gladys de Moctezuma como salvadoreña ejemplar. Este 2016 el reconocimiento será entregado al fundador y actual director de OPES: Joseph Karl Doetsch. Él, junto con la maestra Gladys, es el formador y el responsable de grandes voces y talentos artísticos en nuestro país; como son Ángela de Guardado, Conny Palacios de Merino, José Guerrero y la reciente ganadora de un concurso internacional de canto, Michelle Tejada, por mencionar algunos.

Pero el maestro, como le decimos con cariño en OPES, es más que la mano oculta detrás de estas grandes voces. Director de orquesta, director coral, compositor, cantante y pianista, son algunas de sus facetas en las cuales siempre se ha destacado por su talento natural, entrega, dedicación y constante búsqueda de la excelencia. Su currículum musical es muy nutrido y cuenta con numerosas experiencias nacionales e internacionales. Inició sus estudios musicales en San Miguel, El Salvador. Destacando como pianista y cantante, recibió una beca de estudios en la Universidad de Pennsylvania donde continuó estudiando ambas disciplinas. Se desempeñó como director del departamento de música del Centro Nacional de Artes (CENAR) y fundador de la primera Orquesta Sinfónica Juvenil de nuestro país. Continuó su maestría en la reconocida Universidad de Indiana, una de las mejores calificadas en música. Finalmente, después de otras experiencias internacionales, regresa a su punto de partida con un proyecto propio que ha alimentado y fortalecido hasta el día de hoy: Ópera de El Salvador.

JKD-Opes-Conny_Palacios
Joseph Karl Doetsch, al piano, acompaña a la mezzosoprano Conny Palacios, en un recital de repertorio ruso en el Museo de Arte de San Salvador.

Como mencionaba anteriormente, el maestro es el alma de OPES, un proyecto que él inició junto con otros visionarios que querían transformar y enriquecer el panorama musical y la realidad de nuestro país. El programa comenzó hace muchos años, con un grupo pequeño de alumnos, y poco a poco ha ido creciendo hasta convertirse en lo que ahora es: una institución formativa con más de 60 becarios que se dedica a cultivar talentos salvadoreños, transformando sus vidas a través de la música.

La ópera está creciendo en nuestro país, llegando cada vez a un mayor número de personas que se enamoran y quedan cautivadas por su profundidad y belleza. OPES ha crecido y se mantiene fuerte porque tiene un líder fuerte y comprometido. Del maestro aprendemos lo que nos enseña sobre música, pero también aprendemos de su ejemplo. Aprendemos que lo bueno cuesta, que para lograr grandes cosas se requieren grandes sacrificios pero que todo sacrificio vale la pena cuando se lucha por seguir un sueño; sobre todo si ese sueño trasciende de uno mismo y es en beneficio de muchos.

Mi maestro es un salvadoreño excepcional y definitivamente ejemplar. Nuestro país necesita más personas como él: visionario, con grandes ideales, dispuesto a transformar su entorno, luchador y entregado a un proyecto de vida que será un gran legado para muchos.

_DSC0687 (2)
Joseph Karl Doetsch y Gracia González saludan al público al final de la presentación de una revista de lo mejor de Broadway, en el Teatro Presidente de El Salvador.

GRACIA GONZÁLEZ. Soprano, solista de Ópera de El Salvador, donde también colabora en el área de comunicaciones, trabajando en marketing para organizaciones sin fines de lucro dedicadas a las artes. Es licenciada en Comunicaciones Integradas de Marketing de la Escuela de Comunicación Mónica Herrera.

Este artículo se publicó originalmente en Medio Lleno:
http://mediolleno.com.sv/opinion/heroe-por-el-arte

Fotografías: Jorge Ávalos.