Novica Tadic: “Antisalmo yugoslavo” (poesía)

El horror de la guerra de Serbia en la obra de este poeta, uno de los más oscuros del siglo XX.

Novica Tadic
Traducciones de Jorge Ávalos
Arte de Juan Carlos Mendizabal
La Zebra | # 40 | Abril 1, 2019

Pequeño catálogo de imágenes

1

Un pueblo fantasma.
Los perros hurgan
entre perros muertos.

2

En un callejón sin salida,
un niño hace rodar el halo
de la santa madre.

3

En un patio cualquiera,
yace una gallina
crucificada.

4

En un burdel, cual humo,
de la pipa de un cliente
se alza la media negra de una mujer.

5

En la antesala muchos
zapatos, abrigos,
sombreros, guantes.
Pero la casa está vacía.
Ni un sólo rostro humano
ni una sola mirada.

6

Insólitos e inmensos
objetos grises.
Sobre las aguas de la salvación.

Antisalmo yugoslavo

Desfigúrame, señor. Ten piedad de mí.
Lacera mi cuerpo entero. Bendíceme con ampollas.
Que la fuente de mis lágrimas sea un surtidor de pus y de sangre.
Tuerce mi boca. Dame una joroba. Defórmame.
Deja que mi carne reviente de verrugas. Deja que la sangre
fluya a mi alrededor. Que así sea.
Que todo lo que respira me deje sin aliento,
que todo lo que bebe sacie su sed con el vino de mi cáliz.
Suelta sobre mí las ratas de la peste.
Y que todos mis enemigos se regocijen
por mi destino, honrándote.

Desfigúrame, señor. Ten piedad de mí.
Ata a mis tobillos toda culpa.
Ensordéceme con el ruido y el delirio. Convócame
sobre cada tragedia.
Abrúmame con el terror y el insomnio. Despedázame.
Abre los siete sellos, libera las siete bestias.
Déjalas pastar de mi monstruoso cerebro.

Invoca en mí todo mal, todo sufrimiento. Invoca en mí
toda miseria. Cuando llege el tiempo de las amenazas,
señálame a mí. Sea, sea así, mi señor.
Y que todos mis enemigos se regocijen
por mi destino, honrándote.

 


NOVICA TADIC (Montenegro, 1949-2011). Poeta serbio. Pese a ser uno de los poetas más significativo de Europa del Este en el siglo XX su obra no ha sido traducida al español. Entre sus libros se encuentran los títulos: Presencias; Muerte en una silla; El objeto del ridículo y Calle.