Nelson López: “Cadejo: una autobiografía” (poesía)

Poemas inéditos del autor salvadoreño de Juegos de la memoria, descritos por la crítica como “poemas filosóficos e imaginativos salpicados con toques de humor” (Maria Mazziotti Gillan).

Nelson López Rojas
La Zebra | #4 | Abril 1, 2016

Revolcón de amor

No se me escapa el sonido
de las pringas que
una a una
formaban aquel chubasco
Chuña anduve
jalando agua de la pila
pasando aquel remedo de río
aquel triste charco
El cántaro
el canto mío y de todos
Risas, lágrimas, piedras incrustadas
en mis delicados pies cuneteros
Mis recuerdos se vuelven en mi contra
atormentando el infame dolor que no amaina jamás
Al unísono
las chiches de las campesinas aplaudían mi llegada
alimentando mi morbo de sagaz vagabundo
apuñalando con sus pezones el deseo pueril
Los recuerdos todos se convierten en un infierno de rosas
en un anhelo que no se recobra como el fuego de un candil
en la sombra del adiós.

Llueve sobre mojado

En la cuna del recuerdo
Brillan los paraguas
Se cantan las milongas
Saltan las cachaças
Vibra la chicha
Vos no lo sabrás nunca
Pero la distancia derrama los recuerdos
Aquí o allá
Los amarra
Los adormece
Los amamanta
Los arrastra como gato panza arriba
Los atraganta en mi garganta
Y mi silencio grita que no
Tal vez provoque risa
Quizás provoque llanto
Tal vez mi desgracia
Ahuyente mi quebranto
Venzo a mi rival yo
Opaco la esperanza aquella
Duermo a la cría interior
Para que tome la siesta que merece
Sin despertar jamás

Fugitivo

Con pies de plomo camino hacia vos
Me siento en el banco que te mece
Y se mece mi vanidad al verte
Cuando oís el retumbo de mi voz

Y me buscás, me mirás, me sonreís
Tu  infancia desvanece mis penas
Te di vida y hoy me la devolvés
Vos salvándome de la oscuridad
Y yo refugiándome en tu nido

Cuando se rebalsa el amor, cuando
chispea la dulzura a mi nahual
agradezco por tenerte acaso
sin merecerlo y sin merecerte.

Cadejo: una autobiografía

Dicen que prestar atención
es una señal de inteligencia
Seré muy inteligente pues
porque me he fijado
que un día como bien
que el otro día paso hambre
que los que luchan son meros
instrumentos del otro
que los que rezan para que llueva
maldicen al río cuando sube

Seré muy inteligente pues
porque me he fijado
que dicen que soy quisquilloso
pendenciero, cascarrabias, mañoso
delicadito y sin corazón
buen novio, mal marido, medio amante
malagradecido y orgulloso
igualado y criticón
repugnante mujeriego
vanidoso y sin razón

No hay que ser muy inteligente pues
para fijarse
que vivo todo intensamente
que nada he negado nunca
y que siempre firmemente acato todo
porque todo fracaso es mío
todo tropiezo es un paso
lejos de tu inmundicia
más cerca de mis demonios,
de mi delirio,
de mi perfección.

 


NELSON LÓPEZ ROJAS (San Salvador, 1977). Escritor y traductor, tiene un doctorado en traducción por Binghamton University. Reside en Milwaukee, Wisconsin, donde es lector de estudios latinoamericanos en UWM y participa en ExFabula, grupo que promueve la creación y divulgación de historias personales en el escenario. También ha sido profesor de literatura en la Universidad Don Bosco en El Salvador. Ha publicado los poemarios bilingües Juegos de la memoria/Mindgames (2013); y Micos y pericos/Everything but the Bee’s Wings. Ha traducido al inglés la única versión completa de Cuentos de barro de Salarrué, la cual fue elogiada por el L.A. Times.