Joaquín Aragón: “Es preciso matar” (teatro)

El primer ejemplo conocido de micro-teatro publicado en Centroamérica, en 1885.

Joaquín Aragón
Introducción de Jorge Ávalos
La Zebra |
#8 | Agosto 1, 2016

I. Introducción

Jorge Ávalos

Una curiosidad del siglo XIX, Es preciso matar es un juguete literario del poeta salvadoreño Joaquín Aragón (1863-1911), una pieza brevísima de teatro diseñada para ser representada en fiestas de salón y sin más escenario que la sala de una casa. Solemne y melodramática, la obra ejemplifica el gusto de la época por el drama pasional, el cual involucra el adulterio y sus consecuencias violentas como línea narrativa, pero Aragón usa el cliché del final trágico para introducir un sorpresivo giro metafísico. El autor tenía 20 años cuando la escribió y apareció publicada en el periódico La Regeneración en 1885, del cual él era el editor. En sólo doce versos, Es preciso no matar es el primer ejemplo conocido de micro-teatro en la historia literaria de El Salvador y de Centroamérica.

II. Obra de teatro

Joaquín Aragón

Es preciso matar

Un drama en doce versos

PERSONAJES

Ella
Él
Una voz

Acto 1

ELLA

Mi esposo nada sabe y, sin embargo,
la vista bajo y tiemblo en su presencia…

ÉL

¡Oh!, me llama su amigo; y cuando me habla
en el cuerpo la sangre se me hiela.

Acto 2

ELLA

¡Todo se descubrió!… ¡Perdidos somos!

ÉL

Estando yo a tu lado, nada temas.

ELLA

¡Por piedad, por piedad, no le hagas daño!

ÉL

Te comprendo, eso corre de mi cuenta.

Acto 3

ÉL

(Envainando un puñal ensangrentado)

Se oponía a mi dicha… lo he matado…

(Volviéndose a ella)

En paz gocemos, nadie nos inquieta…

UNA VOZ

Para vivir en paz después del crimen
es preciso matar a la conciencia.

 


La pintura es de Antoine Wiertz: Desnudo detrás de la cortina.