Albany Flores Garca: “Janet Gold, historia de una cercanía” (crítica)

Una reseña del nuevo libro de Janet Gold sobre los protagonistas de la literatura hondureña en el siglo XX: Crónica de una cercanía.

Albany Flores Garca
La Zebra | #33 | Septiembre 1, 2018

“La crónica es un texto donde todo es verdad, pero se cuenta como ficción”. No cualquier cosa es una crónica, como no cualquier cosa es un acrílico o un óleo. En su nuevo libro, Crónica de una cercanía: escritos sobre literatura hondureña, Janet Gold nos ofrece una serie de impecables relatos sobre Honduras, siguiendo una extensa tradición de cronistas norteamericanos que, como William Wells, Ephraim George Squier o Doris Stone, han contado los grandes panoramas de la sociedad hondureña en distintas épocas y circunstancias.

Retirada ya de la docencia e instalada en un pequeño puerto de Maine, Janet dedica sus días a su familia y al ejercicio de sus dos grandes pasiones: la literatura y la jardinería.

Llegó por primera vez a Tegucigalpa en 1971 como profesora de la Escuela Americana, durante el efímero gobierno de Ramón Ernesto Cruz, pero fue hasta su regreso en septiembre de 1988 cuando, gracias a la beca Fullbright para escribir una biografía de Clementina Suárez —la poeta hondureña que había descubierto en una biblioteca de la Universidad de Massachusetts—, nació en ella un nuevo y casi inexplicable interés por la literatura hondureña.

Desde entonces se empeñó en nuestra literatura y en quienes la hacían. Frecuentó los cafés del centro de la ciudad visitados por los poetas y escritores, y así conoció a muchos de ellos. Fueron sus amigos entrañables Roberto Castillo, Leticia de Oyuela, Amanda Castro, Roberto Sosa y, por supuesto, Clementina Suárez, de quien escribió el espléndido ensayo biográfico El retrato en el espejo.

Al entrar en la intimidad de sus vidas y ser parte de ellas, la autora confiesa que “no sólo quería aprender de sus libros. Quería hablar con los escritores, caminar por las calles donde vivían o habían vivido, descubrir cómo habían sido sus vidas”.

La respuesta a sus inquietudes no demoró demasiado. Descubrió una situación caótica, una sociedad militarizada, controlada por su país (EE.UU.); empobrecida por la corrupción de sus gobernantes, en permanente crisis y devastada por muchos otros males; pero también solidaria, honesta y esperanzada. Todo ello lo encontró también en la vida y obra de los escritores a quienes ha querido homenajear en este libro.

Crónica de una cercanía es un testimonio de la vida, obra y circunstancias históricas de los hombres y mujeres que hicieron posible la literatura nacional de finales del siglo XX. Es un testimonio en primera persona de la Honduras que se debatía entre los últimos restos del Reformismo Militar y el paso a una democracia inventada, endeble.

Escritas con una narrativa sencilla y poderosa, las historias abundan en detalles íntimos que nos permiten vislumbrar “de cerca” la vida de nuestros autores más simbólicos, como la descripción aparentemente inofensiva de “un pastel redondo decorado con glaseado de vainilla y cubierto de fresas grandes y jugosas”, ofrecido por sus estudiantes universitarios a Roberto Sosa, en una de las estancias del poeta en Nueva Inglaterra; el vívido recuerdo de Leticia de Oyuela tomando una taza de café a las 4:00 de la tarde en su casa del parque Finlay, después de su jornada de trabajo diario; o el lúcido recuerdo de una conversación con Roberto Castillo, a quien recuerda como un hombre profundo.

Janet Gold rememora el silencio de un pasado anhelado, y nos cuenta un país: el nuestro.

gold-cronica-portada
Portada del libro “Crónica de una cercanía: escritos sobre literatura hondureña” de Janet Gold. Editorial Guaymuras, Tegucigalpa, 2018.

 


ALBANY FLORES GARCA (Honduras,1989). Escritor, editor y ensayista; graduado en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Ha publicado, en cuento, Muerte prodigiosa (2014); en poesía,Geografía de la ausencia (2012) y El árbol hace casa al soñador (2016), de donde se extraen los poemas seleccionados; y en ensayo Honduras, relaciones históricas entre Academia y Estado (1838-1848). Ha escrito y colaborado en revistas y periódicos de Honduras, Cuba, Brasil, Colombia, México e Italia, y es fundador de la revista académica-cultural El Zángano Tuerto. Es editor en máladive editores.