Patricia Trigueros: “Olas” (poesía)

Escuchar es dejarse habitar. Texto a patir de la grabacion “Echo-acoustic”, en el taller de Kaja Negra con Diana del Angel. Lo que no se dice, se graba en el cuerpo.

Patricia Trigueros
La Zebra | # 57 | Septiembre 30, 2020

Olas

La integración de experiencias sucede, viene y se inscribe en el sonido, en sus capas justo caben las extensiones del cuerpo, de mi cuerpo. 

Bailan los contornos del silencio, del tick en el ojo, el hormigueo de la tensión cervical que baja por mis brazos y se acumula en mis manos sudadas que sostienen el vacío.

Aquí está todo lo que dicen que nunca he dicho

en reacciones alérgicas que no se curan con medicinas, en nuevas arrugas que no le pertenecen a nadie pero tampoco vinieron solas. Trago saliva en vez de decirte que cada vez que te acercas, me alejo

que cada vez que me alejo es porque permito las distancias que cavo y excavo en la orilla de la playa. 

Recuerdo que no podemos, no deberíamos; ya mucho he comulgado desde el vacío
en un esfuerzo por descifrar los ruidos
pierdo mi voz de nuevo

en el mar y las olas
que revientan y arrastran
las piedras, el pasar de los meses
las acomodan y el pie abajo
la mirada al frente, el oído
escuchando las voces que resuenan
en el impacto de los meses de lluvia. 

Es el mar que avisa el cambio
de temporada de luces y sombras
con ojos delicados que miran y evaden
lo que entreteje el malecón, una voz feroz
de la que quiero aprender.


PATRICIA TRIGUEROS (Tegucigalpa, 1987) Escritora freelance y editora de Papalota Negra. Creció en road trips por Honduras, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, en conversaciones constantes con fronteras, puentes y colonias que se sentían ajenas. Como estudiante Lettres Modernes en la Universidad de Bordeaux, fundó la revista literaria La V Magazine sobre intercambios culturales y trabajó en Éditions Plon. Volvió a San Salvador y estudió Comunicaciones Integradas de Marketing, interesada en aplicar herramientas de comunicación a proyectos culturales. Trabaja como consultora, buscando espacios de intersección entre literatura, arte y comunicación; y proyectos colaborativos como Alharaca.