Jorge Ávalos: “La sirena” (cuento)

Un cuento de hadas para adultos, de un libro inédito ganador del premio nacional de cuento, Juegos Florales 2021, El Salvador.

Jorge Ávalos
La Zebra | # 66 | Junio 27, 2021

El joven pescador regresó del mar con una historia: “Amo a una sirena”. En la taberna, sus amigos se rieron de sus alardes; los más jóvenes le dieron palmadas en los hombros, le zarandearon el pelo y lo invitaron a varias rondas de cerveza; los viejos lobos de mar mantuvieron su distancia, sonrieron con un guiño en los ojos y con los labios cubiertos de espuma. También sus hermanos y sus padres lo tomaron a broma cuando él llegó a casa y les ofreció un relato minucioso del momento cuando el amor cayó en su red. Al final, el joven pescador le confesó el suceso a su abuela, tal y como lo sentía en su corazón:

—Es el comienzo prodigioso de una nueva vida.

—Es sólo una historia —dijo ella. Luego miró al horizonte, donde el mar reñía con las nubes grises de una tormenta, y dijo—: Algunas historias son ilusiones, pero no todas. Las ilusiones mueren, las historias no.

El joven pescador regresó a su barca y le contó a ella, a la sirena que pescó en el mar, todo lo ocurrido. Ella lo besó con sus labios de nácar y lo miró con amorosa compasión. Sus ojos temblaron bajo ese velo de emoción que la mujer humana sólo lleva por dentro. De pronto, ella se desprendió de los brazos del pescador y saltó por el borde de su barca.

Él se encontró, así, en la tormenta de la soledad. Sinuosas ondas azules le rodeaban; la luna era una daga feroz en el cuello inocente de la noche; a lo lejos, el pescador vio el lejano escarceo de las olas sobre la playa. Esa calma insólita es lo único que deja una ilusión cuando llega a su fin. Luego el agua se perturbó, emergió la melena roja de la sirena, su espalda blanca se arqueó sobre el agua, y bajo la luz de la luna brillaron las mil escamas de plata de su cola.


JORGE ÁVALOS (1964). Escritor y fotógrafo salvadoreño, editor de la revista La Zebra. Como cuentista ha ganado los dos premios centroamericanos de literatura: el Rogelio Sinán de Panamá, por La ciudad del deseo (2004), y el Monteforte Toledo de Guatemala, por El secreto del ángel (2012). En 2009 recibió el Premio Ovación de Teatro por su obra La balada de Jimmy Rosa. En 2015 estrenó La canción de nuestros días, por la que Teatro Zebra recibió el Premio Ovación 2014. En El Salvador ha ganado el premio nacional de ensayo 2020 por Las tres muertes de Alfredo Espino, el premio nacional de cuento 2021 por El espejo equivocado y el de teatro infantil 2021 por El niño que no se quería bañar.